Desarrollo del cuerpo según la edad
Conforme vamos creciendo y desarrollándonos, el cuerpo atraviesa una serie de cambios importantes para el desarrollo, especialmente durante la infancia y adolescencia. Estos cambios son mayormente por causas hormonales y se ven afectados por nuestro estilo de vida y salud: la alimentación, nuestra actividad física, enfermedades congénitas, etc.
Infancia
Los niños están en pleno proceso de crecimiento, por lo que no podemos definir aún muchas cosas sobre el cuerpo como la silueta que lucirán de adultos... (leer más)
Los niños están en pleno proceso de crecimiento, por lo que no podemos definir aún muchas cosas sobre el cuerpo como la silueta que lucirán de adultos, los requerimientos de dieta y ejercicio o sí tendrán alguna enfermedad degenerativa del cuerpo, si bien si podemos prevenirnos con un seguimiento médico adecuado.

No obstante, la dieta del niño debe ser la adecuada para ayudar a su desarrollo integral ya que es el momento de la vida en que es más crucial aportarle a todos los tejidos los nutrientes necesarios para un desarrollo adecuado.

En los últimos años hemos visto un incremento desmedido en la obesidad infantil, debido a las deficiencias en la alimentación de ellos. Cada vez más saturamos las tiendas y restaurantes de comida chatarra, con poco valor nutritivo y que no aportan adecuadamente las vitaminas que necesitan los niños. Esto también se da en parte por la negligencia que mostramos los adultos ante la alimentación del niño, permitiendo que se atiborren de este tipo de comida chatarra.

Los niños tienen un requerimiento necesario de actividad física. No es necesario que ellos vayan al gimnasio, ya que jugar y practicar deporte (actividades comunes de los niños) son suficientes para mantenerlos en forma y evitar el sedentarismo. Sin embargo, permitirles pasar todo el día frente a la televisión o acostados en la casa sí contribuye a que desarrollen un cuerpo que no tolere la actividad física demandante y a la larga los llevará a problemas de salud como la obesidad e hipertensión.
Adolescencia
El adolescente atraviesa por cambios importantes en su cuerpo. Hay un aumento importante de hormonas que viene con el despertar sexual y desarrollo de sus órganos genitales.(leer más)
El adolescente atraviesa por cambios importantes en su cuerpo. Hay un aumento importante de hormonas que viene con el despertar sexual y desarrollo de sus órganos genitales. Como consecuencia de estos cambios, muchos adolescentes crecen de forma acelerada, engordan o adelgazan de forma desmedida y son propensos a la aparición de acné.

Debido a las demandas de un cuerpo en desarrollo, los adolescentes deben tener un régimen alimenticio balanceado que les dé los nutrientes adecuados y que no los haga propensos a subir de peso o a la aparición de más acné. También es importante que se mantengan hidratados, para reducir la aparición de estrías del crecimiento.

Así como sucede con los niños, normalmente los adolescentes pueden tener una demanda física suficiente con el deporte o las actividades recreativas, aún así, se debe cuidar que reciban suficiente ejercicio y no pasen todo el día en casa o en la computadora.

En la adolescencia es donde se nota cómo será realmente la figura final de la persona, llegando a la edad adulta, las tendencias que tiene al crecimiento y las zonas en las que normalmente acumulará grasa al subir y bajar de peso.
Edad Adulta
Cuando uno alcanza la madurez, el cuerpo detiene el crecimiento acelerado del adolescente y comienza el tiempo de mantenimiento del cuerpo. (leer más)
Cuando uno alcanza la madurez, el cuerpo detiene el crecimiento acelerado del adolescente y comienza el tiempo de mantenimiento del cuerpo.

En esta etapa ya podemos definir el tipo de cuerpo que tenemos y es momento de acudir al médico especialista como el nutriólogo y el dermatólogo para conocer las mejores formas de cuidar la figura.

La dieta ya se estandariza, el cuerpo ya no necesita nutrientes extras para el desarrollo, sino las cantidades normales para un correcto funcionamiento (mas no en exceso). Normalmente necesitaremos una demanda calórica de entre 2,000 y 3,000 calorías por día (aunque varían de que tanta actividad física desempeñemos). Es importante comenzar a tener una dieta que mantenga un balance adecuado de:

Fibra para una correcta digestión y metabolismo
Proteína para la formación de tejido y músculo
Carbohidratos como fuente principal de energía
Grasas para reservas energéticas y parte del metabolismo calórico

También es común que adulto, tras entrar al mundo laboral, tenga menos tiempo para actividades deportivas como las tenían los niños y adolescente, pero no podemos dejar de lado el ejercicio ya que el metabolismo del adulto es un poco menos efectivo que el de los adolescentes y son más propensos a la acumulación de grasa, especialmente en el abdomen.

Se recomienda al menos 1 hora de ejercicio, ya sea en el gimnasio, algún deporte o desde la casa, combinando ejercicios cardiovasculares y de levantamiento de pesas. Una rutina adecuada de ejercicio desarrollará los músculos, evitando que éstos se atrofien, fortalecerá los huesos y mantendrá una figura delgada y atractiva.

Si se tiene una enfermedad crónica o se está desarrollando durante la edad adulta, es importante consultar al médico, para considerar estos factores a la hora de establecer una dieta adecuada y una rutina física que ayuden a fortalecer el cuerpo para enfrentar tales padecimientos.
Tercera edad
En tiempos modernos, debido al aumento en la esperanza de vida trae consigo una sociedad más longeva. Por lo tanto, como cada vez alcanzamos más edad de vida... (leer más)
En tiempos modernos, debido al aumento en la esperanza de vida trae consigo una sociedad más longeva. Por lo tanto, como cada vez alcanzamos más edad de vida, es importante considerar los cuidados necesarios en esta etapa de edad avanzada, para tener una vida plena.

El adulto mayor puede comenzar a experimentar los signos de desgaste del cuerpo, en mayor o menor medida (dependiendo del estilo de vida), por lo que los cuidados ya no son de mantenimiento sino de fortalecimiento y regeneración.

Pasando los 40 años, el cuerpo vuelve a pasar por cambios hormonales que llamamos “menopausia” en la mujer y “andropausia” en el hombre. Estos cambios vienen acompañados por una disminución importante en el apetito sexual, una baja en la producción de hormonas y una serie de cambios físicos notables tanto en la piel como en el metabolismo.

Debido a la reducción de actividad física en la tercera edad, ya no será necesaria una dieta completamente rica en los materiales para la construcción de músculo, sino que ahora es más importante la nutrición integral con fibra, vitaminas y minerales para fortalecer el tejido y reducir el debilitamiento del cuerpo. Se debe prestar especial atención en mantener el sistema digestivo y circulatorio en funciones óptimas, cuidar la posible existencia de enfermedades como la diabetes y darle al cuerpo suficiente fuerza en huesos y articulaciones.

El adulto mayor sí puede tener actividad física regular, siempre que esta no lo ponga en riesgo y no se extralimite en la demanda. Actividades como la natación, yoga, caminata y levantamiento moderado de pesas son adecuados para mantener al cuerpo activo y fortalecer el sistema respiratorio.
© Copyright 2015, Grupo Venta Internacional S.A de C.V. Todos los derechos reservados.
Aviso de privacidad