Calorías y metabolismo
¡Todos hemos escuchado al respecto de ellas!

Ya sea por el nutriólogo, las revistas de moda, los mitos urbanos y los consejos para bajar de peso, todos sabemos que las calorías tienen que ver con el proceso natural del cuerpo de adelgazar o engordar, pero es mucho más que eso.

Las calorías son un sistema de medición de energía y expresan la cantidad de esta que aportan ciertos alimentos al cuerpo. ¿Para qué necesitamos esta energía? ¡Para todo! Movernos, pensar, respirar, hablar, todo lo que nuestro cuerpo desempeña requiere de reservas de energía que le damos a través de lo que comemos.

Aquí es donde encontramos la relación entre las calorías y el cambio de peso en el cuerpo. Al ingerir alimentos recargamos baterías, al desempeñar funciones las consumimos. ¿Qué pasa entonces cuando consumimos más calorías de las que gastamos? En este caso, el cuerpo naturalmente las almacena, ¿cómo? ¡Exacto, como grasa!

La idea de hacer una dieta “baja en calorías” se debe a que el nutriólogo intenta hacer que, a través de la alimentación, el cuerpo reciba menos calorías de las que se ingieren, nivelando el exceso de calorías en comparación con las pocas que se usan. Es por eso que los atletas de alto rendimiento comen tanto sin engordar, casi todo lo que consumen es usado en su actividad física. Sin embargo, se recomienda que la dieta no aporte por debajo de las 1,200 kcal diarias, ya que es el estándar mínimo que, como media, requiere el cuerpo para sus funciones.

Por lo tanto, podemos decir que las calorías no son “malas”, sino que son necesarias para la energía del cuerpo, es el consumo excesivo de calorías sin utilizarse (como en la actividad física y deportiva) lo que es dañino para el cuerpo.

Además, existen las llamadas “calorías vacías” que provienen de alimentos extremadamente procesados como las frituras y los refrescos que sólo aportan calorías al cuerpo sin los nutrientes vitamínicos ni protéicos requeridos, aumentando las posibilidades de sobrepeso.

El metabolismo es el proceso bioquímico de los seres vivos para transformar los compuestos de ciertas sustancias. Nuestro cuerpo usa estas capacidades metabólicas para asimilar nutrientes, oxigenar el cuerpo y excretar los desechos, entre otros procesos.

Existen dos tipos procesos metabólicos en el cuerpo: catabólico y anabólico. El primero es el que libera energía, degradando compuestos como la glucosa, para ser usados en el cuerpo. El proceso anabólico es a la inversa, utiliza esa energía para componer compuestos químicos como las proteínas, creando material para el cuerpo.

Las responsables de los procesos metabólicos en el cuerpo son las enzimas, las encargadas de tomar estos compuestos en el organismo y transformarlos para completar el proceso natural del cuerpo. La mayor parte de nuestra constitución como seres vivos se debe a tres moléculas básicas: proteínas, glúcidos y grasas. Debido a que estas son vitales para el funcionamiento adecuado del cuerpo, las enzimas mayormente trabajan para sintetizarlas y con ellas formar los tejidos o degradarlas y usar su valor energético en las funciones vitales.
© Copyright 2015, Grupo Venta Internacional S.A de C.V. Todos los derechos reservados.
Aviso de privacidad